¡¡¡¡Bienvenid@s a nuestro Blog ACCUPADO!!!!

Éste es el Blog de la Asociación Accu-Álava, donde publicamos Articulos y Noticias de interés, Cursos on line, Fotos de nuestras actividades y por supuesto admitimos toda clase de ideas, sugerencias y aportaciones. ¡Un blog participativo, un blog muy Accupado!

26 marzo 2018

En remisión o no, ¡disfruta de las vacaciones de Semana Santa!

Con la llegada de Semana Santa, llegan las ganas de hacer viajes, escapadas y disfrutar del tiempo libre. Si tienes colitis ulcerosa o Crohn es posible que pienses que viajar puede suponer un problema para tu salud.

Si tienes la enfermedad en fase activa, con un poco de planificación podrás disfrutar de tus vacaciones sin preocupaciones.



A continuación, te recopilamos las recomendaciones de ACCU y Vivir con Eii para antes y durante tu viaje:

Visita a tu especialista EII
Antes de nada, informa a tu especialista sobre el viaje que vas a realizar y lleva un informe médico actualizado, donde aparezca la enfermedad que padeces, tu tratamiento actual, el teléfono y el email del hospital. Merece la pena llevar esta información traducida al idioma del país o los países que vayas a visitar.
Con las restricciones actuales para el equipaje de mano deberás llevar un informe de tu especialista de EII que avale o justifique el tener la medicación a mano.
Pide igualmente a tu médico que te especifique por escrito un plan de acción que puedas seguir en caso de que empeore tu enfermedad mientras estás de viaje.
Conserva a mano el número de teléfono de tu médico y la tarjeta de tu seguro en tu cartera.
Lleva la cartilla de vacunación al día (si fuera necesaria por el destino elegido) o la Tarjeta Sanitaria Europea.

Medicamentos
Haz previsión y lleva más medicación, por si surge algún imprevisto, en el equipaje de mano. Conseguir una receta en otro país puede ser complicado.
Si tienes medicamentos que necesitan frío, guárdalos en una bolsa térmica que los mantenga frescos, la puedes conseguir en una farmacia.
Lleva una copia de tu receta (incluyendo nombres genéricos, ya que las marcas pueden ser distintas en los diferentes países) por si acaso necesitas más medicinas.
Conserva el medicamento en el embalaje original para que sea fácil identificarlo.
Lleva un botiquín de medicamentos como antidiarreicos, antiespasmódicos, suero de rehidratación oral y analgésicos para evitar la deshidratación en caso de diarrea del viajero o gastroenteritis. Habla con tu especialista de EII antes de comprar o tomar estos medicamentos.

Utiliza pastilleros para llevar cantidades pequeñas de medicamentos que puedas necesitar durante el día para así llevarlos siempre contigo.

Si viajas en avión, guarda tus medicamentos en el equipaje de mano por si se perdiera tu equipaje facturado. Es mejor que cuando reserves tu vuelo consultes con la compañía aérea y preguntes sobre las normas que tienen para el transporte de medicamentos en el equipaje de mano.


Controles de seguridad
Con los controles de seguridad que hay hoy en día en los aviones, en los barcos y trenes debes saber si puedes llevar tus medicamentos encima. Deberás estar preparado para enseñar tus pastilleros y medicamentos así como cualquier dispositivo médico.
En caso de que te sometieran a un registro manual (cacheo), te podrán detectar las bolsas adheridas a la piel (estomas) o cualquier dispositivo sanitario. Un informe de tu médico explicando tu enfermedad, tus medicamentos y cualquier dispositivo que puedas necesitar ayudará a aclarar tu situación.

Durante el viaje
Tienes que estar atento y prestar atención a lo que comes. Ten mucho cuidado con el agua de beber y utiliza siempre agua embotellada (incluso para cepillarte los dientes). Evita el sushi, los vegetales crudos (incluyendo las ensaladas), el helado y los polos. Recuerda pedir bebidas sin hielo a menos que el hielo esté hecho de agua embotellada.
No hay problema en consumir vegetales cocinados y carne de establecimientos de confianza y limpios, y evita consumir los alimentos que se venden en la calle. Pela siempre la fruta antes de consumirla.
Utiliza un factor de protección solar muy alto, especialmente si tomas inmunosupresores, corticoides o fármacos biológicos.
Al regresar
Visita a tu médico para pasar una revisión o hacerte unas analíticas.
¡Feliz Semana Santa!

No hay comentarios:

Publicar un comentario